CELTIUM

3852 | Laboratorio SAVAL

Descripción

Composición

Cada comprimido recubierto contiene:
Escitalopram (como oxalato)10 mg.
Excipientesc.s.
Escitalopram (como oxalato)20 mg.
Excipientesc.s.

Presentación

CELTIUM envases con 30 comprimidos de 10 y 20 mg.

Indicaciones

CELTIUM contiene escitalopram, un antidepresivo indicado para el tratamiento agudo y de mantención del desorden depresivo mayor en adultos y adolecentes a partir de los 12 años de edad. Tratamiento de los trastornos de pánico con o sin agorafobia. Tratamiento de los trastornos de ansiedad social (fobia social). Tratamiento de los trastornos de ansiedad generalizada. Tratamiento de los trastornos obsesivo-compulsivos.

Dosificación

Vía oral. Dosis según prescripción médica.
Tratamiento del trastorno depresivo mayor:
Adolescentes de 12 a 17 años: La dosis recomendada es de 10 mg. una vez al día. Si la dosis es incrementada a 20 mg. se deberá esperar por lo menos 3 semanas.
Adultos: La dosis recomendad es de 10 mg. una vez al día. Si la dosis es incrementada a 20 mg. se deberá esperar por lo menos 3 semanas.
Generalmente el efecto antidepresivo se obtiene entre 2 y 4 semanas de tratamiento. El tratamiento de los episodios depresivos requiere de tratamiento inicial así como también de tratamiento de mantenimiento. Después de la resolución de los síntomas durante el tratamiento inicial, se requiere un periodo de tratamiento durante por lo menos 6 meses para consolidar la respuesta.
Tratamiento de los trastornos de pánico con o sin agorafobia:
Adultos: Comenzar con 5 mg. una vez al día durante la primera semana, antes de incrementar la dosis a 10 mg.diarios. La dosis puede aumentarse a 20 mg. diarios, según la respuesta individual del paciente. La máxima eficacia en el tratamiento de los trastornos de pánico se alcanza al cabo de 3 meses de tratamiento aproximadamente. Es un tratamiento prolongado.
Tratamiento de la ansiedad generalizada: La dosis habitual es de 10 mg. una vez al día. La dosis diaria puede aumentarse hasta un máximo de 20 mg. según respuesta individual del paciente. Se recomienda continuar el tratamiento durante por lo menos 12 semanas para consolidar la respuesta. El tratamiento a largo plazo durante 6 meses ha mostrado prevenir las recaídas por lo que puede tomarse en consideración sobre la base de la respuesta individual del paciente. El beneficio del tratamiento debe re-evaluarse a intervalos regulares.
Tratamiento de los trastornos obsesivo-compulsivos: La dosis inicial es de 10 mg. una vez al día. La dosis puede aumentarse hasta un máximo de 20 mg. al día, según respuesta individual del paciente. El tratamiento a largo plazo de pacientes que responden a una frase de tratamiento abierto de 16 semanas han sido estudiados durante por lo menos 24 semanas en pacientes que recibieron 10 o 20 mg. al día. Como el trastorno obsesivo-compulsivo es una enfermedad crónica, los pacientes deben ser tratados durante un periodo suficiente como para asegurar la usencia de síntomas. Los beneficios del tratamiento y las dosis deben revaluarse regularmente.
Pacientes con daño renal leve o moderado no requieren ajuste de dosis. Debe usarse con precaución en pacientes con daño renal severo (clearance de creatinina menor a 20 ml/min).
Dosis en pacientes con insuficiencia hepática: Escitalopram es extensamente metabolizado en el hígado; se ha visto que en pacientes con insuficiencia hepática el clearance de escitalopram disminuyo en un 37% y el tiempo de vida media se duplicó con respecto a pacientes con función hepática normal. Por lo tanto se debe reducir la dosis en los pacientes con daño hepático y comenzar con dosis bajas (10 mg. al día).
Dosis en pacientes geriátricos: Se debe administrar con precaución y en la dosis más baja posible (10 mg. por día). Si el paciente está tomando IMAO, deberá discontinuarse al menos 2 semanas antes de comenzar el tratamiento con escitalopram. Generalmente el efecto antidepresivo se alcanza a las 2 a 4 semanas de tratamiento.

Contraindicaciones

Está contraindicado su uso concomitante junto con inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) o con pimozida. Si se desea cambiar el tratamiento para la depresión, desde un IMAO a escitalopram, el tratamiento con escitalopram podrá iniciarse solamente después de dos semanas tras la finalización del tratamiento con un IMAO. Cuando deba interrumpirse el tratamiento con escitalopram, la dosis debe disminuirse de manera gradual durante un periodo de una a dos semanas para evitar posibles reacciones de supresión. No administrar a pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a escitalopram u a otro componente de la fórmula.

Reacciones Adversas

Los efectos adversos que se asociaron con la interrupción de al menos el 1% de los tratamientos con escitalopram fueron náuseas (2%), insomnio (1%), fatiga (1%) y trastornos de la eyaculación (2%). Las reacciones adversas observadas con mayor frecuencia (incidencia de aproximadamente 5% o más, aproximadamente el doble de la incidencia observada en pacientes tratados con placebo) fueron insomnio, trastornos de la eyaculación (retraso eyaculatorio principalmente), disminución de la libido, anorgasmia, náuseas, aumento de la sudoración, fatiga y somnolencia. Reacciones adversas suscitadas durante el tratamiento con escitalopram con una frecuencia ≥2% y mayor que placebo fueron:
Sistema nervioso autónomo: Sequedad bucal, incremento de la sudoración.
Sistema nervioso central y periférico: Mareo, cefalea, parestesias.
Gastrointestinales: Diarrea, constipación, dolor abdominal, vómitos, flatulencia, odontalgia.
Generales: Síntomas parecidos a un resfrio, fatiga, cervicalgia, omalgia.
Psiquiátricos: Disminución del apetito, sueños anormales, letargo.
Respiratorios: Rinitis, sinusitis, bostezo.
Urogenitales: Impotencia, desorden menstrual.
Los siguientes eventos adversos ocurrieron en menos del 1% de los pacientes o se produjeron en menor proporción que en los pacientes tratados con placebo: hipertensión arterial, palpitaciones, vértigo, jaqueca, cólico abdominal, epigastralgia urente, alergias, dolor torácico, fiebre, sofocos, dolor en las extremidades, aumento de peso, artralgia, mialgia, rigidez mandibular, aumento del apetito, problemas de concentración, irritabilidad, dolores y trastornos menstruales, bronquitis, tos, congestión nasal, erupción cutánea, visión borrosa, tinitus, frecuencia urinaria anormal, infección del tracto urinario. Experiencia post comercialización: Las siguientes reacciones adversas se han notificado en informes espontáneos realizados por pacientes que se encontraban en tratamiento con escitalopram o por profesionales de la salud que controlaban a los pacientes tratados. Estas reacciones adversas han sido incluidas debido a una combinación de seriedad, frecuencia de los informes o potenciales relaciones causales con escitalopram. Sin embargo, debido a que estas reacciones adversas se reportan voluntariamente, no se puede estimar incidencia pues se desconoce el tamaño de la población; por lo mismo tampoco se puede establecer una relación causal con la exposición al fármaco.
Estos eventos incluyen: Anemia, agranulocitosis, anemia aplásica, anemia hemolítica, púrpura trombocitopénico idiopático, leucopenia, trombocitopenia, fibrilación auricular, bradicardia, insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio, taquicardia, torsade de pointes, arritmia ventricular, taquicardia ventricular, vértigo, diabetes mellitus, hiperprolactinemia, SIADH, diplopía, glaucoma, midriasis, disfagia, hemorragia gastrointestinal, reflujo gastroesofágico, pancreatitis, hemorragia rectal, marcha anormal, astenia, edema, malestar, hepatitis fulminante, falla hepática, necrosis hepática, hepatitis, reacciones alérgicas, anafilaxia, aumento de la bilirrubina, disminución de peso, prolongación del intervalo QT, hipercolesterolemia, protrombina disminuida, hiper o hipoglicemia, hipokalemia, hiponatremia, calambres musculares, rigidez muscular, debilidad muscular, rabdomiolisis, acatisia, amnesia, ataxia, coreoatetosis, accidente cerebrovascular, disartria, discinesia, distonía, convulsiones, hipoestesia, mioclonía, nistagmo, parkinsonismo, piernas inquietas, convulsiones, síncope, discinesia tardía, temblor, psicosis aguda, agresividad, agitación, ira, ansiedad, apatía, suicidio, confusión, despersonalización, depresión agravada, delirio, desorientación, sensación de irrealidad, alucinaciones (visuales y auditivas), cambios de humor, nerviosismo, pesadillas, crisis de pánico, paranoia, inquietud, autolesiones o pensamiento de autolesiones, intentos de suicidio, ideación suicida, tendencia suicida, insuficiencia renal aguda, disuria, retención urinaria, menorragia, priapismo, disnea, epistaxis, embolia pulmonar, hipertensión pulmonar del recién nacido, alopecia, angioedema, dermatitis, equimosis, eritema multiforme, reacción de fotosensibilidad, síndrome de Stevens Johnson, necrólisis epidérmica tóxica, urticaria, trombosis venosa profunda, sofocos, crisis de hipertensión, hipotensión, o hipotensión ortostática, flebitis, trombosis.

Medicamentos Relacionados con CELTIUM

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2021.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play