CLARIMEX

2689 | Laboratorio IFA LABORATORIOS

Descripción

Principio Activo: Claritromicina,
Acción Terapéutica: Antibiótico

Composición

CLARIMEX Comprimido recubierto:
Cada comprimido recubierto contiene:
Claritromicina 500 mg
Excipientes c.s.

CLARIMEX Gránulos para suspensión:
Cada 5 ml contiene:
Claritromicina 250 mg
Excipientes c.s.

Presentación

CLARIMEX 500 mg Comprimido recubierto: Caja x 14 comprimidos.
CLARIMEX 250 mg Gránulos para suspensión: Caja x 1 frasco x 80 ml con diluyente y jeringa dosificadora.

Indicaciones

CLARIMEX se puede utilizar en las siguientes enfermedades infecciosas: Amigdalitis, faringitis, faringoamigdalitis, sinusitis, otitis, bronquitis, bronconeumonía, neumonía, infecciones localizadas o diseminadas, causadas por Mycobacterium. También en infecciones de piel y de tejidos blandos, tales como: Foliculitis, celulitis, erisipela, impétigo. También se usa como coadyuvante en la erradicación de H. pylori.

Dosificación

Dosis:
En adultos y niños mayores de 12 años: La dosis recomendada es de 250 mg cada 12 horas. En caso de infecciones severas se puede aumentar la dosis a 500 mg cada 12 horas.
Niños menores de 12 años: La dosis es de 7.5 mg/kg hasta un máximo de 500 mg cada 12 horas, dependiendo del germen patógeno causal y de la severidad de la infección.
Vía de administración: Oral.
Modo de empleo: CLARIMEX Gránulos para suspensión. Preparación de la suspensión: Para reconstituir la suspensión, vierta el contenido del frasco más el diluyente en el envase con los gránulos para suspensión.
Una vez preparada la suspensión, mantiene su eficacia durante 7 días en refrigeración.
Después de preparada la suspensión, podrían quedar pequeños gránulos sólidos, por lo que se recomienda que al momento de dosificar no se mastiquen o muerdan, puesto que pueden producir un sabor amargo residual en la boca, que es característico dela Claritromicina.
AGÍTESE ANTES DE USAR.

Contraindicaciones

La claritromicina está contraindicada en aquellos pacientes que presentan historia de hipersensibilidad a los antibióticos del grupo de los macrólidos. A su vez, está contraindicada en la administración conjunta de claritromicina y cisaprida, terfenadina y rifabutina. Con este último fármaco se ha observado la aparición de uveítis y artralgias.

Reacciones Adversas

En escasas ocasiones, se han reportado efectos adversos severos por el uso de claritromicina. Sin embargo, al igual que con otros antibióticos, puede causar reacciones secundarias, siendo las más importantes: náusea, vómito y dolor abdominal. Con escasa frecuencia se han reportado reacciones alérgicas, que pueden manifestarse por fiebre, eosinofilia, erupciones cutáneas y síndrome de Stevens-Johnson.
Se sabe que el uso de macrólidos puede condicionar la aparición de colitis pseudomembranosa, disfunción hepática, hepatitis hepatocelular e insuficiencia hepática. En pacientes con inmunodeficiencias, a quienes se les ha administrado dosis elevadas de claritromicina, han reportado presencia de reacciones adversas, tales como: Náusea, vómito, diarrea, dolor abdominal, cefalea, flatulencia y rash.
Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play