ALBUMINA FARMEDICAL

1935 | Laboratorio FARMEDICAL

Descripción

Principio Activo: Albúmina humana,
Acción Terapéutica: Expansor plasmático

Composición

Cada 100 mL de solución contiene:
Albumina Humana (Proteína total) 20 g
Caprilato sódico 0,66g
Sodio (Na+) no más de 16 mMol
Potasio (K+) no más de 0,05 mMol/g de proteína
Aluminio no más de 20 µg

Presentación

Vial por 50 mL de Albúmina Humana al 20%.

Indicaciones

La Albúmina Humana, puede ser administrada por vía intravenosa sin disolución o puede ser diluida con suero fisiológico o con el 5% de glucosa antes de su administración. La adición de un volumen de solución de albúmina a cuatro volúmenes de suero fisiológico o al 5% de glucosa, da una solución aproximadamente isotónica e iso -osmótica con plasma citratado. Cuando la solución de albúmina sin diluir se administra a pacientes con un volumen sanguíneo normal, la velocidad de infusión debe ser lo suficientemente lenta (1 ml por minuto) para prevenir la expansión demasiado rápida del volumen plasmático.
  1. Shock hipovolémico: La albúmina se indica en el tratamiento del shock hipovolémico asociado con la pérdida de sangre, el trauma y los procedimientos quirúrgicos.
  2. Quemaduras: La albúmina se utiliza para las quemaduras severas (> 15% del área de la superficie corporal) después de las primeras 24 horas, si se produce una hipoproteinemia y/o para mantener el volumen plasmático.
  3. Hipoproteinemia: La albúmina se indica en el tratamiento de la hipoproteinemia causada por una pérdida de proteínas plasmáticas. La pérdida de proteínas plasmáticas puede ocurrir por la absorción disminuida en los desórdenes gastrointestinales, por la síntesis inadecuada en las enfermedades crónicas del hígado o por el catabolismo urinario excesivo en las enfermedades crónicas del hígado. Esta pérdida de proteínas lleva al edema, secundariamente a un cambio de fluido desde el espacio intravascular al intersticio y a un aumento compensatorio en la retención de sal y agua. La albúmina sirve para restaurar la presión osmótica coloidal y, conjuntamente con un diurético, promueve la diuresis.
    IV. Ascitis: La albúmina puede utilizarse para mantener la función cardiovascular luego de la extracción de grandes volúmenes de fluido ascítico en pacientes que sufren de ascitis.
  4. Intercambio plasmático/diálisis: La albúmina al 20% puede utilizarse como un adjunto en los pacientes que se están sometiendo a hemodiálisis a largo plazo y que son susceptibles al shock y a la hipotensión, o en los pacientes de diálisis que son hipovolémicos y podrían no tolerar los grandes volúmenes de infusión cristaloidecomo tratamiento para el shock o para la hipotensión.

Dosificación

Las soluciones de la albúmina no necesitan ser administradas a través de un filtro. La albúmina es hiperosmótica y debe ser administrada mediante una infusión intravenosa lenta a una velocidad de aproximadamente 1 ml por minuto. La velocidad de la infusión y el volumen total de albúmina administrado en última instancia, deben estar guiados por la respuesta hemodinámica del paciente y la indicación clínica para la cual se ha prescrito. Las transfusiones de sangre completa o de glóbulos rojos empacados pueden ser necesarias luego de la administración de grandes volúmenes de albúmina para restaurar la concentración de hemoglobina y prevenir la anemia.
Pautas de la posología: Las siguientes dosificaciones se incluyen solamente como una pauta. El clínico debe determinar la terapia apropiada luego de la evaluación clínica del paciente. Los valores de la albúmina sérica no deben utilizarse únicamente para determinar la dosificación.
Hipovolemia:
Dosis para adultos: Comenzar con una infusión de 20 g y buscar una respuesta clínica. Puede ser repetida si fuera necesario.
Dosis pediátrica: Comenzar con 0.5 a 1 g por kg de peso corporal y repetir si la respuesta clínica no es la adecuada.
Quemaduras:
Dosis para adultos y pediátrica: Comenzar con 20 g de Albúmina, asegurar el volumen adecuado del plasma y repetir una dosis similar después de 24 horas.
Hipoproteinemia: Dos/tres infusiones de 20 g pueden administrarse con la monitorización de los niveles de proteínas.
Ascitis: Es preferible utilizar 20 g para empezar, pero requiere la monitorización de las proteínas y de los fluidos.
Intercambio plasmático y diálisis: 25 g como una infusión intravenosa sin exceder los 30 ml/min durante el intercambio plasmático.

Contraindicaciones

La albúmina está contraindicada en pacientes con anemia severa o con insuficiencia cardíaca en la presencia de un volumen intravascular normal o aumentado.
El uso de la Albúmina está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas a las preparaciones con Albúmina.

Reacciones Adversas

Las reacciones alérgicas o pirogénicas se caracterizan principalmente por fiebre y escalofríos. También se han informado erupciones, náuseas, vómitos, taquicardia, hipotensión y aumento de la salivación. Si se producen reacciones adversas, suspender la infusión inmediatamente por un período de tiempo, hasta que desaparezcan los síntomas. Si se ha suspendido la administración y el paciente requiere albúmina adicional, debe utilizarse el material de un lote diferente.
La albúmina, particularmente si se administra rápidamente, puede producir una sobrecarga vascular con el resultante edema pulmonar.

Medicamentos Relacionados con ALBUMINA FARMEDICAL

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2021.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play