CEPROZ-500

4742 | Laboratorio EL SAAD PHARMA

Descripción

Principio Activo: Ciprofloxacino,
Acción Terapéutica: Antibiótico quinolónico de amplio espectro

Composición

Cada comprimido recubierto contiene:
Ciprofloxacina 500 mg

Presentación

CEPROZ-500, caja con 10 comprimidos recubiertos.

Indicaciones

Está indicado en el tratamiento de infecciones causadas por bacterias sensibles, localizadas a nivel respiratorio (alto y bajo), abdominal (tracto urinario, gastrointestinales, vías biliares), pélvico (ginecológicas, de transmisión sexual), osteoarticular (óseas, articulares, tendinosas, musculares), tejidos blandos (cutáneas y subcutáneas) y en procesos quirúrgicos, siempre que se demuestre la susceptibilidad del germen.

Dosificación

Vía oral.
Adultos: 500 a 1.500 mg/día, en 2 tomas diarias, entre 5 y 10 días.
Blenorragia activa: 1 día de tratamiento.
Osteomielitis: Máximo hasta 2 meses, continuando el tratamiento 3 días después de la total desaparición de los signos y síntomas de la infección.

Contraindicaciones

Está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al principio activo o a cualquiera de los componentes del medicamento o a las quinolonas, menores de 18 años, embarazo y lactancia. Tampoco deberá ser utilizado en pacientes con enfermedad actual o historia de trastornos del sistema nervioso central (antecedentes convulsivos, trastornos cerebrales, psicosis, depresión, etc.), o que reciban simultáneamente tratamiento con teofilina y/o sus derivados. No se recomienda el uso simultáneo de ciprofloxacino con tizanidina debido a que se pueden incrementar las concentraciones sanguíneas de esta última y ocasionar sedación o hipotensión.

Reacciones Adversas

CEPROZ-500, es generalmente bien tolerado. Sin embargo, se han descrito algunas reacciones adversas: gastrointestinales (dolor abdominal, pirosis, náuseas, diarrea, dispepsia, trastornos hepáticos), a nivel del SNC (cefalea, vértigo, insomnio, depresión, convulsiones), a nivel cutáneo (fotosensibilidad e hipersensibilidad), hematológico (leucopenia, eosinofilia), musculoesquelético (artralgias), entre otras. Si se presenta diarrea persistente debe sospecharse la posibilidad de colitis pseudomembranosa y deberá suspenderse el tratamiento. En casos aislados se ha reportado cristaluria posterior al uso del ciprofloxacino.

iVademecum © 2016 - 2022.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play