METIOGEN

4959 | Laboratorio QUIMFA BOLIVIA

Descripción

Principio Activo: Metformina,
Acción Terapéutica: Tratamiento de la diabetes mellitus tipo 2

Composición

METIOGEN® 500
Cada cápsula contiene:
Metformina
(como metformina clorhidrato 640 mg)
500 mg
Excipientesc.s.p.
Celulosa microcristalina, coscarmelosa sódica, estearato de magnesio.

METIOGEN® 850
Cada comprimido recubierto contiene:
Metformina clorhidrato850 mg
Excipientesc.s.p.
Lactosa monohidratada, metilcelulosa, celulosa microcristalina, alcohol etílico, agua purificada, estearato de magnesio, croscarmelosa sódica, polivinilpirrolidona, polietilenglicol, opadry II blanco HP85F28751.

Presentación

METIOGEN® envase conteniendo 30 cápsulas.
METIOGEN® envase conteniendo 30 comprimidos recubiertos.

Indicaciones

Tratamiento de diabetes mellitus tipo 2. Metformina está indicada en pacientes con diabetes mellitus tipo 2 para el control de la hiperglicemia que no puede ser controlada mediante dieta, ejercicio o disminución de peso, o cuando la terapia con insulina no es requerida o posible. Es usada como monoterapia o como un adyuvante a sulfonilureas o insulina cuando ambas solas no permiten un adecuado control glicémico. Puede ser usada en caso de ocurrir fracaso primario o secundario con sulfonilureas.
Sin embargo, se debería tener precaución y opinión clínica cuando se combina metformina con dosis máximas de sulfonilureas para el tratamiento de pacientes no obesos con diabetes mellitus tipo 2 quienes claramente no están respondiendo a las sulfonilureas; la insulina puede ser preferida para el tratamiento en tales casos.

Dosificación

Dosis usual en adultos: Agente antihiperglicémico.
Como monoterapia:
Inicial: Oral, 500 mg dos veces al día, tomados con los alimentos en la mañana y de la noche. La dosis diaria puede ser incrementada en 500 mg a intervalos semanales según se requiera. Una dosis alternativa es 850 mg al día, tomado con los alimentos de la mañana. La dosis diaria podría ser incrementada en 850 mg a intervalos de catorce días.
Mantenimiento: Oral, 500 u 850 mg 2 a 3 veces al día, tomados con las comidas.
En combinación con sulfonilureas: La dosificación de cada agente debe ser ajustada hasta que el grado deseado de control glicémico sea alcanzado.
En combinación con insulina: Oral, inicialmente 500 mg al día. La dosificación debe ser incrementada en 500 mg a intervalos semanales según se necesite.
Nota: La dosis de insulina actual debería ser continuada durante la iniciación de la terapia con metformina. Sin embargo, la dosis de insulina debería ser reducida en un 10 a 25% cuando la concentración de glucosa plasmática en ayunas se reduzca a menos de 120 mg por dL (6,7 mmol por L).
Límites usuales de prescripción en adultos: 2550 mg por día.
Dosis usual pediátrica: Agente hiperglicémico.
Niños hasta 10 años de edad: La seguridad y la eficacia no han sido establecidas.
Niños de 10 años o mayores:
Inicial: Oral, 500 mg dos veces al día, tomados con los alimentos. Aumentos de dosis deberían ser realizados a través de incrementos de 500 mg semanales hasta un máximo de 2000 mg por día, administrados en dosis divididas.
Límites usuales de prescripción pediátrica: 2000 mg al día.
Dosis usual geriátrica: Ver Dosis usual en adultos. Para algunos individuos sensibles, dosis iniciales reducidas pueden ser necesarias. Dosis máximas no son recomendadas para uso en ancianos.

Contraindicaciones

Las consideraciones médicas/contraindicaciones incluidas han sido seleccionadas en base a su importancia clínica potencial. Excepto bajo circunstancias especiales, este medicamento no debería ser usado cuando existen los siguientes problemas médicos:
  • Quemaduras severas.
  • Deshidratación.
  • Coma diabético.
  • Cetoacidosis diabética.
  • Coma hiperosmolar no cetósico.
  • Infección severa.
  • Cirugía mayor.
  • Trauma severo.
  • Condiciones asociadas con hipoxemia, tales como: Insuficiencia cardiorrespiratoria; colapso cardiovascular; insuficiencia cardiaca congestiva; infarto agudo de miocardio.
  • Enfermedad hepática severa aguda o crónica.
  • Acidosis láctica activa o historia de ella.
  • Deterioro de la función renal o enfermedad renal. Falla renal o disfunción renal (clearance de creatinina <60ml/min).
  • Exámenes de diagnóstico o médicos utilizando medios de contraste yodados intravasculares tales como: Angiografía; colangiografía intravenosa; exploración tomográfica computarizada; pielografía; urografía.
Hipersensibilidad a la metformina. El riesgo-beneficio debería ser considerado cuando existen los siguientes problemas médicos:
  • Diarrea.
  • Gastroparesis.
  • Obstrucción intestinal.
  • Vómitos.
  • Otras condiciones que causan absorción disminuida de alimentos.
  • Hipertiroidismo, no controlado óptimamente.
  • Condiciones causantes de hipoglicemia, tales como: Insuficiencia adrenal no controlada óptimamente; debilitamiento de la condición física; malnutrición; insuficiencia pituitaria no controlada óptimamente.
  • Hipotiroidismo no controlado óptimamente.
  • Condiciones que causan hiperglicemia, tales como: Cambios hormonales femeninos; fiebre alta; hipercortisolismo no tratado óptimamente; estrés psicológico.

Reacciones Adversas

Los siguientes efectos indeseables pueden ocurrir con el tratamiento con metformina:
Trastornos del metabolismo y la nutrición: Muy raros: Disminución de la absorción de la vitamina B12 con disminución de los niveles séricos durante un uso a largo plazo de metformina. Se recomienda considerar tal etiología si un paciente se presenta con anemia megaloblástica.
Trastornos del sistema nervioso: Comunes: Alteración del sentido del gusto.
Trastornos hepatobiliares: Reportes aislados: Anormalidades de las pruebas de función hepática o hepatitis que se resuelve con la descontinuación de la metformina.
Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo: Muy raros: Reacciones de la piel tales como eritema, prurito, urticaria.
Las reacciones adversas siguientes han sido seleccionadas en base de su importancia clínica potencial:
Aquéllas que indican necesidad de atención médica: Incidencia rara: Anemia, megaloblástica; hipoglicemia; acidosis láctica.
Nota: usualmente no ocurre hipoglicemia con el uso de metformina a menos que condiciones o factores de predisposición estén presentes, tales como ayuno inusual, uso concurrente de otros agentes antidiabéticos o dosis tóxicas de metformina. metformina, en combinación con sulfonilureas, han sido reportadas a concentraciones típicamente reducidas de glucosa basal de al menos 20% más que con el uso de sólo sulfonilureas.
La acidosis láctica es una complicación potencialmente fatal. Los casos reportados han ocurrido principalmente en pacientes en quienes existía alguna contraindicación; de lo contrario, el riesgo es mínimo con el uso de metformina. Los pacientes que usualmente no presentaban síntomas de acidosis láctica, en su lugar presentaron síntomas agudos de otros problemas que resultaron en la acumulación de metformina debido a un deterioro o falla de la función renal en condiciones tales como infarto al miocardio o enfermedad hepática.
Aquéllas que sólo indican la necesidad de atención médica si continúan o son molestas: Incidencia más frecuente: Anorexia; diarrea; dispepsia; flatulencia; cefalea; sabor metálico; náusea; vómitos; pérdida de peso.
Nota: La diarrea, dispepsia y náusea ocurren con menor frecuencia cuando pequeñas dosis son usadas inicialmente y, junto con la cefalea y el sabor metálico son transitorios. Si ocurre diarrea después de varios meses de terapia con metformina, debe considerarse la posibilidad de una acidosis láctica.

Medicamentos Relacionados con METIOGEN

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2021.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play